Dirección

Dirección

Problemas de la boca de las mascotas

Para el perro y el gato la boca es algo mucho más importante que para nosotros. Con ella juegan, se defienden, trasladan objetos, juguetes... y por supuesto se alimentan. El estado de su boca está íntimamente ligado con su calidad de vida y por lo tanto es importante que la conserven en buen estado. 

Existen razas con mayor predisposición que otras a padecer problemas en la boca, así por ejemplo los Yorkshires, Caniches... y en general las razas pequeñas tienen mayor predisposición que las razas grandes, esto unido a que en muchos casos comen comida blanda, hace que debamos vigilar muy de cerca el estado de su boca, la limpieza de boca en ellos serán necesarias de forma más frecuente. 

Otro de los problemas más frecuentes que presentan en la boca los perros es el no eliminar algunos de los dientes deciduos o de leche, una vez que ya han salido todas las piezas definitivas. Esto les puede crear problemas de deformación en la boca, mayor acumulo de placa e incluso en algunos casos dolor por producir heridas en labios y encías. A estos trastornos también son más propensos los perros de determinadas razas pequeñas. 

Un perro o gato con infección e inflamación en la boca por formación de placa, sentirá dolor, comerá menos y masticará peor, con lo que le costará más digerir los alimentos. Por otra parte tendrá predisposición a padecer infecciones de vías respiratorias y lo que es mucho más grave endocarditis producida por la liberación de las bacterias de la boca. 

¿Cómo prevenir? 

Una vez formada la placa sobre encías y dientes solo se puede eliminar rompiéndola con un aparato de ultrasonidos. 

Es totalmente falso que por limpiar la boca se caigan lo dientes, lo que ocurre es que hay animales en los que la cantidad de sarro es tal, que tienen dientes que están sujetos exclusivamente por la placa, y al quitar la placa el diente se queda sin sujeción, pero ese diente se caería igualmente en poco tiempo aunque no se limpiara. 

Existen pastas, sprays y soluciones bucales especialmente diseñadas para perros y gatos, que usadas frecuentemente disminuyen mucho la frecuencia con la que el animal necesita limpiezas de bocas. 

En cuanto a la alimentación los animales que comen comida seca en lugar de comida blanda tienden a acumular mucha menos placa. Es igualmente útil el obsequiarlos con huesos de piel prensada o galletas duras especialmente diseñadas para ellos o incluso el uso regular de piensos cuya textura está diseñada para perros y gatos con tendencia a formar placa, de tal forma que la bola no se rompe hasta que el diente está totalmente introducido en ella.. 

Lo importante es elegir el método que sea más cómodo y factible para cada dueño y su mascota unido a la revisión periódica por parte del veterinario, el cual aconsejará la necesidad de cambiar las medidas preventivas y juzgará el momento en el que sea necesaria una limpieza de boca. 

Si tienes dudas, consultanos, en la clínica veterinaría Covivet, disponemos de todos los medios y herramientas para hacer un diagnostico rápido y eficaz de su mascota.